Jaylenne

¡No resbalaré!

En esta época de lluvia, suelen suceder accidentes, puedes resbalarte y caer, y todas las caídas duelen, pero las que son vistas por un grupo de personas, por alguna razón duelen más.

¿No te desespera ver cuando un niño está aprendiendo a caminar? Y pensar que tú y yo sobrevivimos a esa etapa.
Todos nos hemos caído y dime ¿Qué haces después de esto? Luego de unos segundos, te levantas y aplicas la frase de “no me dolió”.

Vendrán épocas de lluvia, situaciones en las que te será muy fácil resbalar y caerte, pero mira lo que dice Salmos 62:5-8

5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.

6 El solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.

7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

8 Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio. Selah

Estamos propensos a ser defraudados, a sentirnos desprotegidos, pero no olvides que al derramar tu corazón delante de Dios, siempre encontrarás esperanza, refugio, sustento y paz. Así que hoy te quiero animar a que sigas adelante, te sacudas el polvo y continúes, ¡aun te falta mucho camino por recorrer!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s