Uncategorized

Te extraño..

Qué bonito es sentir que alguien se ha encariñado tanto contigo que en tu ausencia ha llegado a extrañarte. El recibir un mensaje, o una llamada y que te digan: te extraño, te hace sentir especial, y que has hecho bien tu trabajo.

Leí que extrañar no es estar vacío, sino estar lleno de alguien que se hace presente a pesar de la ausencia.

Extraño ver pasar los vw “vochitos” con su ruido por las calles, extraño una combi azul que guardó muchos recuerdos con mis primos cuando éramos niños, extraño cuando el plato de comida era muy grande y siempre dejaba la mitad, ahora parece que cada vez los hacen más pequeños y con menos comida “parece”. Extraño cuando me tenían que dar vitaminas porque no subía de peso, ahora la preocupación es bajar las vitaminas que parece que hicieron su efecto recientemente.

Puedes extrañar etapas de tu vida (ya sabes la infancia, adolescencia, juventud) puedes extrañar lugares donde viviste o donde vacacionaste, pero quizá lo que más duele es extrañar a un ser amado. En verdad que duele estar lejos de quienes amas, con ganas de tener todo en un mismo lugar, pero a veces eso no es posible, y nos toca enfrentar el sentimiento de extrañar, y pudiera ser muy pesimista y decir que es lo peor, pero hoy quiero transmitirte esto: puedes extrañar y sentirte amado, sin la necesidad de sentirte triste y deprimido. ¿Cómo funciona? Tienes gente por muchos lugares (o mínimo un lugar) que anhelan que pudieras dividirte y estar con ellos. Triste cuando nadie te extraña y da igual tu presencia, y digo triste porque tú eres una persona que puede marcar la diferencia al llegar a un lugar, pero a veces estás tan preocupado por detalles que te olvidas de dejar tu esencia. Tienes tu circulo de personas cercanas y no siempre puedes estar con todos tus familiares o amigos, entonces cuando los veas demuestra tu amor, así cuando no estés te extrañaran. Uno no extraña a la persona amargada, enojona, malosa, o ¿Quién quisiera ver al maestro que le hizo la vida de cuadritos? Es al último que te quieres encontrar en la ciudad, y si lo llegas a ver de lejos hasta te haces que no lo ves, porque nadie extraña a la gente que tuvo un trato descortés, (bueno hay excepciones) de repente vez a hombres o mujeres que extrañan estar con sus ex parejas aunque las engañaban, golpeaban, abusaban, etc; y ahí esta teoría de extrañar solo a los buenos..desaparece. Pero ya hablamos de una codependencia y esa es otra historia y otro blog.

Ocúpate de ser amable y educado,(cosa que en la actualidad se ve cada vez menos) al grado que cuando alguien te agradece lo que hiciste hasta te cambia el día, porque ya no estamos acostumbrados a que eso suceda. Usa un perfume rico, que cada que lo huelan se acuerden de ti. Predica con tu ejemplo y cuando no estés extrañaran tu esencia. Lo que sea que hagas hazlo bien, cuando falta al trabajo alguien que no hace nada más que quejarse, hasta se siente la oficina livianita, pero cuando falta el que siempre se está riendo, el día se vuelve largo y aburrido. Y entonces ¿vez como le dimos la vuelta a la palabra extrañar? Agradezco haber conocido a personas tan únicas que hoy me hacen extrañarlas, sin privarme de disfrutar a quien tengo a mi lado. De un dia a otro todo puede cambiar y quien hoy tengo quizá mañana ya no, porque probablemente mi amiga se vaya a estudiar a otro lado, mi primo se case, mi hermano cambie de ciudad, pero mientras los tenga me encargaré de disfrutarlos.

Extraño y disfruto el saber qué también me extrañan.

Pero hay ocasiones que no hay necesidad de extrañar a nadie porque estas rodeado aparentemente de las personas que dices amar, y sobre ese sentimiento viene algo inesperado llamado: soledad, un engaño bien sutil para que te deprimas, pero abre bien tus ojos, a veces yo he tenido que detenerme y valorar todo las bendiciones que Dios me da, quizá sea tiempo que te sacudas esa falsa soledad, porque aún cuando no tuvieras a nadie, la Biblia dice en Mateo 28:20 hablando Jesús: <<Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.>> Eso quiere decir que todos los días, desde que despiertas hasta que te vas dormir incluso mientras duermes tienes compañía, y no cualquier compañía, muchas veces no lo hemos valorado, al contrario y aparte ni siquiera agradecemos que está ahí porque no nos damos cuenta. Vemos lo que NO tenemos y nos olvidamos de lo que SI tenemos. Son tantos los beneficios de ser hijos de Dios, y es tan increíble que muchos no los aprovechen porque no saben que los tienen. Desde hoy tú ya sabes que tienes a la mejor compañía.

Se vale extrañar, sin olvidarte de valorar lo que tienes.

(En memoria de mi tío y segundo padre Ismael Montes, a quien extraño como esa misma tarde del 10 de Julio del 2009 cuando partio a un lugar celestial.)

 

Anuncios

6 comentarios sobre “Te extraño..

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s