Uncategorized

Me das lástima!

Dentro de una camioneta de lujo viajaba una pareja, el esposo manejaba y mandaba mensajes, en un semáforo se emparejaron con un autobús, una frase de la esposa rompió el silencio “que lástima me da la gente pobre de ese camión, tienen que soportar olores feos, incomodidades”, el esposo ignoraba a su mujer, acababa de recibir un mensaje que decía “estoy embarazada,q lástima me da tu señora que después de 5 años no te puede dar el privilegio que te acabo de dar, serás papá mi vida,estoy en el doctor”. El semáforo cambió, el hombre perturbado quiso esconder el celular, se le cayó en los pies de su esposa, la mujer quiso agacharse a juntarlo cuando el hombre se estiró mas, perdió el control del volante y en cuestión de segundos chocan, el esposo muere en el accidente, el camión se vuelve a emparejar y un joven le dice a su amigo “que lástima me dan esos del accidente y tan bonita camioneta”, la mujer no muere es llevada al hospital, mientras comentan los paramédicos “que lástima todo por venir en el celular” al llegar uno de los paramédicos se iba a caer y un hombre mayor que venia saliendo de acompañar a su hija a un ultrasonido le dice “me dan lástima los que trabajan en el hospital,no tienen vida” la hija responde “yo por eso le busqué un papá rico a mi bebé”, al llegar a casa prenden la televisión y se dan cuenta de un accidente trágico donde un hombre murió, la mamá de la joven dice “que lástima por la familia de ese hombre”, el conductor de las noticias menciona el nombre del fallecido, la muchacha lo escucha y siente que su corazón se paraliza, ella había enviado el mensaje que provocó ese accidente.

Los personajes de esta historia sentían lástima cuando se consideraban que estaban en mejor posición, cuando la realidad es que todo puede cambiar de un segundo a otro.

No es divertido que te vean como menos, o te tengan lástima, si no nos gusta que nos lo hagan ¿porque lo hacemos con los demás? ¡Se nos olvida que el cambio inicia en nosotros!

¿Y si analizamos el motivo y nuestras intenciones cuando hablamos de lástima?, Si algo provoca dolor en nuestro interior acompañemoslo con una acción, y hagamos algo por ayudar.

Dios mío,
mira en el fondo de mi corazón,
y pon a prueba mis pensamientos.
Dime si mi conducta no te agrada,
y enséñame a vivir
como quieres que yo viva.
Salmos 139:23-24

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s