Uncategorized

Mi pasado

Algunas de mis lecciones más grandes están ahí, seré honesta aún en la actualidad a veces digo “¿pero qué estaba pensando cuando hice esto..cuando pensé aquello..cuando tuve esa actitud, cuando me fije en tal persona?” Hay momentos que nos dolerán mucho y no entenderemos el porqué de las cosas, porqué un negocio fracasó, o una relación se terminó, o una amistad se perdió. Hoy te quiero hablar a ti que cargas tu pasado, y aparte te aferras a el. A ti que te remuerde la conciencia por lo que ya pasó, o que aun estas incrédulo de lo terrible que la vida te trató. Cada que seas motivado a criticar el pasado de alguien recuerda que todos tenemos uno (unos más oscuro que otros), así que tengamos misericordia. El pasado es muy astuto y te visita en la comodidad de tus pensamientos relajados, te agarra desprevenido, y no sólo son pensamientos también hay personas usadas específicamente para eso. Si alguien te recuerda tu pasado y vive disfrutando que te sientas mal por algo que ya pasó, esa persona con todo respeto: no debería estar en tu vida. Tu presente, será tu pasado el día de mañana, ¿qué acciones estás teniendo? Una cosa es olvidar el pasado y seguir dándole vuelo a la hilacha (seguir como antes cayendo en los mismos pozos), o ver más allá y sacar provecho a tu pasado. Lo importante del pasado es que te enseña los métodos como no funcionan las cosas o en algunas situaciones nos enseña como si funcionan. Por mas bueno que estuvieron tus días o más malos debes dejarle espacio a las cosas nuevas de tu vida. Esto es un tema real en mi, alguna vez rompieron mi corazón, días mas tarde leí una frase que decía “el corazón no es de quien lo rompe sino de quien lo repara”. ¡Suéltalo, supéralo, avanza, venga lo nuevo! En tu pasado puede haber muchas piezas rotas, sueños rotos, pero Jesús repara corazones, y transforma las mentalidades.

 “Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.” (Isaías 43:18-19)

No te avergüences por lo que ya pasó, agradécele a Dios que te cuidó y que puedes escribir de ahora en adelante una historia diferente. Tu pasado no se va ir, quedó en la historia, como aprendizaje dicen unos, (para ese aprendizaje mejor me quedaba de burra ¿no? ) Lo cierto es que a veces ni de aprendizaje porque seguimos fallando, pero debemos ser inteligentes y reconocer que el pasado tiene el poder que nosotros le damos, que se ha querido presentar como un monstruo pero que no es más que una hormiga que tarde o temprano el viento la hará volar, o ¿te acuerdas de cuando aprendiste a decir mamá? es tu pasado, es tu historia, pero ya voló, no por eso olvidaste como se decía mamá, tu pasado vuela mientras que tus enseñanzas se quedan, así que al final somos bendecidos. Parece que las enseñanzas se van pero cada vez te conviertes en lo que llaman una mejor versión de ti. Eres mejor que ayer, pero no tanto como lo serás mañana. Si me permites un consejo invierte en tu presente y cuando se convierta en tu pasado podrás ver que aunque costó, valió la pena. 

5 comentarios sobre “Mi pasado

  1. Me parecen muy certeras tus palabras!
    He leído otras notas que has escrito y me han gustado mucho también.
    Se que “Al buen entendedor, pocas palabras”, pero siempre me quedo picada jeje.
    Espero que algún dia pueda leer algo mas extenso escrito por ti.

    Saludos y Dios te siga bendiciendo muchisimo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s