Uncategorized

¡Como un niño!

Entonces dijo: —Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos. (Mateo 18:3)

Quiero vivir mi vida como un niño, jugar todo el tiempo, no quiero compromisos, ni responsabilidades, no quiero estudiar, ni trabajar, sólo quiero ver caricaturas, y nunca crecer. Quiero volver a mis 5 años cuando mi mayor tarea era colorear un dibujo, y mi mayor preocupación era inventar un juego divertido, quiero volver a ser niño.

Cuando la palabra de Dios expresa que seamos como niños, no se refiere a que no maduremos o que no avancemos, se refiere a que tengamos las cualidades que un niño tiene y que lamentablemente con el paso de los años va perdiendo.

Cada etapa que vivimos es aprendizaje y crecimiento, cada día debemos crecer en sabiduría e inteligencia, solemos recordar que la vida no era tan complicada cuando éramos niños y por eso queremos volver a esa época, y es verdad, era menos complicada porque hacíamos que todo fuera más fácil.

Cuando eras niño tu perdonabas y pedías perdón con facilidad, actuabas sinceramente, te reías hasta que te dolía la panza, podías empezar a reír mientras llorabas con un abrazo de tus papás, confiabas plenamente, estabas lleno de aventuras, sueños, ilusiones, alegría, esperanza. Un pequeño detalle podía hacer que tus ojos brillaran, tu corazón no era orgulloso, tus abrazos eran honestos, no conocías la palabra imposible lo intentabas hasta que lo lograbas, eras transparente, disfrutabas el momento, creabas historias, imaginabas escenarios, convertías la tierra en castillos, eras libre, olvidabas la caída y volvías a correr.

Quieres ser niño para no hacer lo que hoy haces, y sin darte cuenta lo que en verdad quieres es ser niño por lo que antes eras. ¿Dónde quedo ese risa loca? ¿Y tus sueños? ¿Por qué no te has levantado de esa situación? ¡Tú no eres así! Tú eres lleno de cualidades sólo que lo haz ido ocultando por lo que has vivido, pero haz que valga la pena el recuerdo de ser niño.

Hombres: No quieras ser niño para esquivar tus responsabilidades, entonces tu no quieres ser niño, tu lo que quieres es ser un cobarde.

Mujeres: No maquilles tus actos diciendo que llevas una niña dentro, se una verdadera mujer, deja los berrinches, y con dignidad enfrenta el momento que vives, madura.

Haz que tu vida se vuelva mas fácil recordando tus cualidades de niño: perdona rápido, pide perdón, ríe más, enójate menos, abraza con ganas, deja el orgullo, levántate cuando te caigas, confía en tu padre celestial plenamente, vuelve a soñar, crea nuevos escenarios de vida, disfruta los detalles, vuelve a hacer castillos de esperanza, no dejes de creer, toma la libertad que viene de Dios y no te vuelvas esclavo de la monotonía y del pecado, has realidad tus historias, mantén un corazón limpio, solo así entraremos en el reino de Dios.

 ¡Niño interior que llevas dentro es hora de salir, todos te quieren conocer!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s