Amor y amistad

Amistad

Febrero es el mes más bipolar, se vuelve el favorito de algunos y el lamento de otros, por un lado todo el amor se desborda y por el otro la amargura aparece, pero te recuerdo que no sólo se celebra el amor, también la amistad, el problema es que aún el hablar de amistad resulta complicado, porque los amigos que tenías hace un año hoy ya no están, los que considerabas enemigos ya se volvieron íntimos, los cercanos se alejaron, y ya ni a cual irle, hay veces que sientes que no tienes que celebrar el amor y menos la amistad.

Que el amor te encuentre o encontrar al amor, es un viaje, unos llegan más pronto al destino que otros, pero encontrar la amistad es como encontrar un tesoro y muchas veces buscamos ser amigos de las personas equivocadas, abrimos nuestro corazón y confiamos en personas que solamente nos lastiman, y en quien debemos confiar no lo hacemos.

Queremos encontrar amistad a fuerzas y se nos olvida en quien podemos tener una verdadera. Si estuviéramos en una plática solo tú y yo y te hiciera la siguiente pregunta: ¿ERES AMIGO DE DIOS? ¿qué responderías?

Antes déjame recordarte que un amigo incluye:

-Sentirse acompañado (aún si están lejos, la amistad une corazones)

-Reírse hasta que te duela el estómago

-Llorar juntos

-Abrazar en un momento difícil

-Llamar a cualquier hora

-Pasar tiempo de calidad

-Confiar en su palabra

-Defender su causa

-Apoyar en cualquier momento

Bien, dicho esto, puedes responder la pregunta ¿ERES AMIGO DE DIOS?

La mayoría de las personas piensan en Dios como un juez más que como un amigo, por lo general lo buscan para reclamarle, para pedirle, o simplemente lo ignoran, casi nunca lo consideran su amigo, o ¿cuándo fue la última vez que reíste mientras le platicabas algo? ¿te parece que es muy loco reír y hablar con Dios al mismo tiempo? ¿por qué?

Por que casi siempre tenemos en nuestra mente una imagen de un Dios serio, sin sentimientos, castigador, e inconscientemente nos privamos de tener una amistad con EL UNICO QUE JAMAS NOS VA A FALLAR.

No te desgastes buscando amistades temporales, busca invertir en una amistad que te durará toda la eternidad, y eso provocará que encuentres amistades valiosas. Asegúrate de poder responder la próxima vez cuando alguien te pregunte ¿Eres amigo de Dios? Y ¿Crees que Dios te considera su amigo? En ocasiones nos metemos tanto a una vida llena de religiosidad que se nos olvida mantener una relación personal con El, ¿qué fue lo que hizo que Dios considerara a Abraham como su amigo?

Así se cumplió la Escritura que dice: «Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia», y fue llamado amigo de Dios.  Como pueden ver, a una persona se le declara justa por las obras, y no sólo por la fe. (Santiago 2:23-24)

El dudar y la falta de fe nos alejan de tener una amistad con Dios, más adelante en Santiago 4:4 las escrituras nos recuerdan que : la amistad con el mundo es enemistad con Dios. Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.

Amar las cosas que no honran a Dios nos provoca estar lejos de El, pero si tú no le amas, entonces querer amar lo que viene de El se te va a complicar y lo sentirás como algo obligatorio y será una carga antes que una bendición, por eso, busca a Dios con todo tu corazón, no te dejes llevar por lo que otros te han contado, vive tu propia experiencia, el hecho de que veas personas que dicen que creen en Dios y viven con amargura en su corazón no tiene porque ser un fundamento para que no te des la oportunidad de encontrar al mejor amigo de todos.

Cada uno tiene la amistad con Dios que decide, puedes no incluirlo en tu vida diaria y reducirlo a una oración seca, aprendida, y obligada cada domingo, o puedes disfrutar su presencia las 24 horas del día, reír, llorar, descansar, confiar, creer, y puedes ser considerado su amigo.

No se tú, pero a mi me encantaría que Dios dijera mi nombre y después completara la frase diciendo ¡ELLA CREYO EN MI POR ESO FUE LLAMADA MI AMIGA!

 

2 comentarios sobre “Amistad

  1. Estoy deprimida por que el muchacho con el que estaba quedando decidio mejor que ya no salieramos por que no se sentia bien ..estaba dejando de hacer varias cosas como lider de grupo de una iglesia ya no le daban muchas ganas de ir ect. Y por eso. ahora solo nos vemos aveces en la escuela pero aun lo quiero y me siento mal y deprimida por eso ya no quiero quererlo pero derrepente me acuerdo y me sento mal y ya no estoy agusto asi

    1. Hola Cinthia! Aceptar tu situación es muy importante, puedes escribirme a mi fan page: Jay Orozco o jaylenne@hotmail.com
      Para hablar con más privacidad si gustas.
      Pero de entrada te puedo decir que en Dios podemos confiar para dejar nuestras emociones y permitir que una restauración llegue a nuestra vida! Habla con Dios, no hay mejor lugar que estar cerca de Dios!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s