Inspiracional

DIA DE LA MUJER

“No puedo más, no aguanto mis pies, no soporto mi cabeza, mis piernas me van a reventar, cuenta hasta 10, cólicos en 3,2,1, tengo calor o ¿será frío?, no se cómo haré para que no noten el dolor de mi corazón, sé que algo esta pasando lo intuyo”

¿Te suena alguna de estas frases?

Si eres hombre no es muy probable que te sientas identificado con “cólicos en 3,2,1”, pero si eres mujer probablemente a lo largo de tu vida alguna de estas frases habrás dicho. Y estoy segura que varias veces se ha cumplido lo que “intuyes”, es parte del carácter que Dios nos dio.

Frágiles y fuertes, así de extremas nos creo Dios, capaces de aguantar dolores físicos “insoportables” y resucitar después de un daño al corazón. Las mujeres somos simplemente maravillosas. Imperfectas claro pues Dios no nos haría perfectas para que nos adoraran, si ya de por sí hay quienes tienen a un hombre o mujer en el centro de su vida y eso al final resulta idolatría y es un pecado que Dios no soporta. Es bueno entonces que seamos imperfectas, claro que cometemos errores, que nos equivocamos, que fallamos, que nos arrepentimos, aún cuando pareciera que somos de acero, tenemos carne y sangre que corre por nuestras venas. Y no, no es que hoy alabe a la mujer, es sólo que celebro en este día a nuestro Dios que le plació cuando el hombre estaba solo, hacer una ayuda idónea. Le plació poner la cereza en el pastel, llenó a la mujer de sorpresas, y estarán de acuerdo que a veces ni nosotras sabemos que sigue.

Conforme estudio la Biblia me convenzo más que una mujer que tiene un encuentro con Jesús, tiene también una revolución en su ser, aquellas que un día lastimaron su cuerpo, su corazón, su vida, pero que tuvieron un “cara a cara” con Jesús fueron también esas que cuando lo crucificaron observaban, no eran unas cuantas, eran un buen grupo que estaban presentes en ese momento, y ahí a lo lejos de donde observaban ¿no podían ir por ellas y matarlas por ser seguidoras de Jesús? ¡Claro que podían! Y claro que no les interesaba. La revolución que habían experimentado, les daba también una valentía y una convicción más fuerte que cualquier temor.

Algunas mujeres miraban desde lejos. Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé. Estas mujeres lo habían seguido y atendido cuando estaba en Galilea. Además había allí muchas otras que habían subido con él a Jerusalén. (Marcos 15:40-41)

 Eres increíble por ser mujer, y si has tenido un “cara a cara” (un encuentro) con tu creador, entonces estarás de acuerdo que no sólo eres increíble sino también invencible. Nada ni nadie puede tocar a una mujer que este bajo la protección de su creador.

Si mientras lees esto consideras que debe haber algo más que sólo una religión y anhelas un verdadero encuentro con Dios, te invito a que hables con Jesús y le expreses tal cual como te sientes, cuando tu espíritu esta lleno aún en escasez de otras cosas experimentas plenitud, a diferencia de un espíritu vacío que no importa que tenga todo pero si no tiene lo primero no vivirá feliz. Acércate a Dios.

Mujer celebra a tu creador que te hizo con toda la intención de ser luz, que el enemigo no te robe tu propósito.

Hombre únete en esta celebración, que aunque a veces te saquen canas verdes, sin ellas simplemente no pudieras vivir (literal, naciste de una mujer).

¡Es un día de fiesta, disfrutemos! ¡Y por favor comamos pastel!

 

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s