Espiritual

INMUTABLE

Eres muy diferente a mí, probablemente tu personalidad no tiene nada que ver con la mía, ni tu grado de miopía (quizá ni si quiera tengas miopía) en fin, a pesar de nuestras diferencias, y de tus diferencias con las personas que te rodean, puedo asegurar que todos los seres humanos experimentamos al menos tres momentos que nos hacen al final del día bastante iguales:

Emprender algo nuevo, mantenerse en lo que ya existe o dar por terminado lo que se tiene, suelen ser tres temporadas que todos experimentamos. Y no importa en cual de estas te encuentres, la inseguridad resulta la misma.

  1. Si emprendes algo nuevo la inseguridad es por que es “nuevo”, por que no sabes que puede pasar, por que te arriesgas, por que nadie te asegura que va a funcionar, por que mucha gente fracasa, por que no tienes experiencia, por que quizá eso no es lo tuyo.
  2. Si de mantenerse en lo que ya existe hablamos, bueno es muy “complicado”, la inseguridad llega por que ya no está la adrenalina de lo “nuevo”, por que la confianza se ha perdido, por que no se ve mucha esperanza, por que todo es rutina y pura rutina.
  3. Y cuando se termina lo que se tiene, la inseguridad aparece por que se perdió “la rutina” y ahora hay que empezar algo “nuevo”.

Les presento a la inseguridad, que puedo definirla como ese ingrediente que no te deja disfrutar de nada por que si es nuevo por que es nuevo, si es viejo por que es viejo y si se termina por que se termina. Siempre queriendo arruinar nuestra confianza y seguridad.

¡Cuánto nos facilitaría la existencia tener algo seguro! Pero seguro con ganas, algo que matara con toda inseguridad que nace en nuestro corazón, ojalá existiera algo que nunca dejara de ser nuevo, que siempre renovara la esperanza y que nunca se terminara. Si tan solo existiera algo inmutable, algo que no pudiera ser cambiado o alterado. Nuestra vida sería más tranquila, más segura, más confiada, menos llena de estrés, menos llena de temor, menos llena de duda.

¡Que triste vida sería creer que no existe! Me muero de tristeza, sería como vivir una vida sin chocolate:

En el principio tú afirmaste la tierra, y los cielos son la obra de tus manos. Ellos perecerán, pero tú permaneces. Todos ellos se desgastarán como un vestido. Y como ropa los cambiarás, y los dejarás de lado. Pero tú eres siempre el mismo, y tus años no tienen fin. Los hijos de tus siervos se establecerán, y sus descendientes habitarán en tu presencia.» (Salmos 102: 25-28 NVI)

Vale la pena saber que hay algo seguro. Amigos la inmutabilidad si existe, y existe solamente en Dios, por que todo cambia, todo se transforma, incluso los seres humanos vamos cambiando según los procesos que vamos viviendo. Entonces si todo cambia, y los cambios nos producen de una u otra manera inseguridad, nos conviene conocer la importancia de la inmutabilidad de Dios, por que mientras todos cambiamos, ÉL PERMANECE.

¿En que nos beneficia que Dios sea inmutable?

  1. Nos permite vivir confiados, sabiendo que lo que se nos ha prometido lo cumplirá y nuestro presente y futuro en Él están seguros. No importa el momento que hoy atravesemos, cuando basamos nuestra confianza en Dios sabemos que Él nunca cambia. Por lo tanto, tenemos un Dios que no actúa por reacción, sino por promesas otorgadas y amor. Dios es por encima y por fundamento de todo. Su inmutabilidad nos ayuda a vivir confiados sabiendo que nuestro pie no tropezará pues Él nos protegerá.
  2. Nos sentimos amados, conociendo que su amor no se hace más grande por nuestras buenas obras o más chico por los pecados. Estaremos en paz, sabiendo que Dios no se mueve por emociones o sentimientos, no nos ama más un día y menos al otro, Él nos ama de manera inmerecida por que le plació hacerlo, cada minuto con la misma intensidad.
  3. Nos sabemos perdonados, pues tenemos la plena certeza que la sangre derramada en su muerte en la cruz alcanza para limpiarnos y purificarnos de toda maldad. Lo que Él hizo una vez lo hizo para siempre.
  4. Conoceremos el verdadero significado de la palabra SEGURIDAD. Cuando nos topamos con Él, sabemos que nuestra vida está protegida hasta la eternidad y para los que le amamos TODO nos ayuda para bien.

 Su inmutabilidad nos arraiga a Él, por que ¿En dónde más encontraremos un amor inmutable? Y entonces todo tiene sentido en 5 letras y en un nombre: JESÚS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s