Inspiracional · Reflexión

Mi Consuelo

Sabía que por más cansada que estuviera, en algún punto llegaría a la cima del cerro, el cerro no podía ser infinito, cada paso me acercaba más. Era un inicio de primavera, se nos ocurrió subir un cerro, pero ya que iba en el camino pensaba: “¿Qué hago aquí?”, “No voy a poder”, “Ya no aguanto”, en eso veía que pasaban niños corriendo a un lado de mí y entonces me daba cuenta que quizá era un poco dramática y la condición que tenía no era para nada buena. Pero tenía un consuelo y era que en algún punto llegaría.

Todos necesitamos un consuelo ( m. Descanso y alivio de la pena, molestia o fatiga que aflige y oprime el ánimo). Cuando atravesamos por un momento difícil lo necesitamos, porque llegamos a pensar “¿Qué hago aquí?”, “No voy a poder”, “Ya no aguanto”, pensamos que nunca saldremos de eso. Pero hoy Dios te quiere recordar: “el cerro no puede ser infinito”, es decir, este momento pasará, llegarás a la cima, lograrás ver desde arriba y decir: ¡valió la pena!

En la Biblia hay un libro llamado “Nahúm” que significa “Consuelo” y mira lo que dice en el capítulo 1, verso 7: El Señor es bueno, un refugio seguro cuando llegan dificultades. Él está cerca de los que confían en él. (Nahúm 1:7 NTV)

 Así que, basándonos en este versículo, analizaremos tres verdades que pueden traer CONSUELO a nuestra vida.

1.El Señor es bueno

La Biblia dice: ¡Den gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre. (Salmos 107:1 NTV)

 Te recomiendo que detengas tu lectura de esta nota y vayas a leer el Salmo 107, probablemente lo que necesitas esta ahí.

¿Por qué Dios habría de ser bueno con nosotros? Si al ser humano le dan a elegir entre Dios y cualquier cosa, es casi un hecho que elige “cualquier cosa”. Por que elegir a Dios siempre implica compromiso y parece aburrido. Si Dios nos diera lo que merecemos las palabras gracia y misericordia no existirían en el diccionario.

Pero Dios nos ama, no merecemos tanto amor, ni tanta paciencia, ni tanto perdón, ni tanta gracia, ni tantísima misericordia. No es por nuestros actos que recibimos la bondad de Dios, es por su naturaleza divina y su corazón de Padre hacia nosotros que no se rinde y que cumple sus propósitos en nuestra vida.

El enemigo intenta confundirte y decirte lo contrario, pero pon tu mano en tu pecho encima de tu corazón, eso que escuchas es la vida y la tienes por que Dios es bueno. El diablo miente todo el tiempo, es lo más desagradable, no tiene dignidad, usa las técnicas más sucias y bajas para intentar llenarte de duda, abre tus sentidos espirituales, y detén en el nombre de Jesús sus engaños, declara en voz alta la palabra de Dios. ¡Resiste hasta que huya! El enemigo no tiene poder sobre los hijos de Dios.

2.Un refugio seguro cuando llegan dificultades

 Declaro lo siguiente acerca del Señor: Solo él es mi refugio, mi lugar seguro; él es mi Dios y en él confío. (Salmos 91:2 NTV)

Mientras sigamos en este mundo las dificultades seguirán llegando, pero nuestro consuelo es que tenemos un refugio seguro. He escuchado a personas que se quejan diciendo “entre más me acerco a Dios más dificultades, mejor me alejaré”. Así opera satanás, haciéndote creer que es Dios quien envía las dificultades y que todo es su culpa. Puedes estar lejos o cerca, las dificultades igual van a llegar, la diferencia radica en que estando lejos te refugiaras en cosas temporales, equivocadas, y que a la larga terminarán por destruirte (lo cual es el plan del enemigo). Pero estando cerca tendrás la paz que estás en las mejores manos. No importa cuanta tormenta caiga a tu alrededor, no te mojará, pues estás protegido, y serás fortalecido en tiempos de debilidad.

Cuando las dificultades lleguen declara el Salmo 91.

 3.Él está cerca de los que confían en él

El Señor está cerca de todos los que lo invocan, sí, de todos los que lo invocan de verdad. (Salmos 145:18 NTV)

 Dios no está lejos, Dios te escucha, Dios te responde, Dios tiene cuidado de ti,Dios no abandona, Dios pelea por ti, Dios va delante de ti.

Personaliza y háblalo para ti: Dios no está lejos DE MI, Dios ME escucha, Dios ME responde, Dios tiene cuidado de MI, Dios no ME abandona, Dios pelea por MI, Dios va delante de MI.

Si lo llamas con todo tu corazón, ÉL ESTA AHÍ.

Confiar en Dios, es igual a tener fe. Así como Jesús intercedió por Pedro para que su fe no fallara (Lucas 22:32) , así sigue intercediendo por ti. Tú tienes al mejor intercesor: JESUCRISTO

Entonces, ¿quién nos condenará? Nadie, porque Cristo Jesús murió por nosotros y resucitó por nosotros, y está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios, e intercede por nosotros.” (Romanos 8:34 NTV)

 “Todo estará bien al final, si no está bien, entonces no es el final” (Desconocido)

 Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. (Salmos 94:19 NTV)

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Mi Consuelo

  1. Muy bien dicho. Su abrazo como Amigo, Padre, Dios nos consuela y nos acompaña siempre. No nos juzga, Juan 14.26 mas al mundo le convence de pecado, Juan 16.8 . Su blog es delicioso, alimenta el espíritu.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s