Reflexión

Mis botas

Una de mis épocas preferidas es cuando hace frío, me gusta la ropa que se usa y los zapatos. Mis botas tipo militar, eran muy cómodas, combinaban (según yo) con todo. Eran mis botas de campamentos, pero en un verano no me las llevé y …

..Para antes déjame contarte que soy alérgica a la humedad, en el verano (mientras no estaba en casa) pusieron un bote anti humedad (son como bolitas blancas pequeñas, parecen de unicel, esas bolitas se hacen agua dependiendo la humedad) el punto es que lo pusieron cerca de mis botas, y el bote se reventó.

El líquido fue como ácido, tuvo un efecto tipo “achicharrar”, mi bota del pie derecho se levantó de adelante, la suela se enchuecó, y todo se hizo más amontonado. No me di cuenta hasta mucho después, la piel de la bota se afecto y por dentro perdió toda comodidad, me apretaba y además parecía que estaba haciendo el pie para arriba. Mis amadas botas se echaron a perder. A la del pie izquierdo no le pasó nada, pero ni modo que solo me pusiera una.

Llegué a la conclusión de que si mis botas no sirven para usarse servirán para darnos una lección.

Todo lo creado tiene una función, Dios nos diseñó CON PROPÓSITO. Él no se ha equivocado con nosotros. SOMOS ÚTILES. Muchas veces algún acido nos “achicharra” y nos modifica la forma (una herida, una decisión, un evento traumático)

Quisiera conocer al diseñador de mis botas y llevárselas, sé que él pudiera arreglarla. Ningún otro zapatero tendrá los mismos materiales, hilos y originalidad que el diseñador. Y arreglarla yo misma sería esforzarme para nada.

¿Por qué creemos que nosotros mismos podemos arreglarnos si no fuimos nosotros quien nos diseñamos? ¿Hay algo que duele en tu interior? ¿Algún sentimiento que te limita ha ser quien en verdad eres? Necesitas ir con tu diseñador y pedirle que te haga de nuevo.

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17)

De pronto vienen pensamientos como: “no das el ancho”, “nunca lo harás bien”, “deberías rendirte”, y nos sentimos “achicharrados”, PERO esto no es una condición que debemos cargar todos los días. Probablemente las cosas no están bien, pero no por eso debes aceptar esa mal formación de tu corazón. Tu situación actual no determina tu futuro.

No me imagino a mi bota queriendo servir para cubrir el frío, o para protegerme del sol, o como alimento, es muy lógico que mi bota fue creada para ser un zapato.

Tú eres creado para servir, lo que Dios ha depositado en ti es luz para los que te rodean, parte de tu propósito es hacer eso que tanto te gusta y digo parte, por que tu propósito es más grande que solo eso, y conforme comienzas a dar, te das cuenta que Dios no tiene límites. Él te usa en la medida que te dejas y que le crees.

Estoy segura, que hay personas que pudieran escribir mucho mejor que yo, pero no lo están haciendo, ocultan sus dones. El mensaje de Dios no se detiene por esto, sino que continúa usando a quienes no nos sentimos calificados, pero somos aventados y reconocemos que se trata de Él.

Puntos a meditar hoy:

1.¿Crees que tu forma se modificó por una situación en tu vida?

De ser así, hoy mismo puedes acudir a tu diseñador por medio de una oración sencilla y honesta. Pídele que cambie las piezas dañadas y te deje de tal manera que puedas cumplir el propósito para el que fuiste diseñado.

2. Quizá tu forma no se modificó, pero estás huyendo de hacer lo que sabes que es parte de tu propósito, por que no te sientes realmente bueno.

Esto es un engaño revuelto con temor, el padre de mentira solo pretende que no brilles con toda la intensidad que hay en ti. Sirve con eso que tienes, Jesús multiplica lo que se pone delante de él. Sólo recuerda que con 2 peces y 5 panes, alimentó a 5 mil personas. En serio, imagina lo que puede hacer contigo si te pones delante de él. INCREIBLE.

Nuestro diseñador, nos espera, no pierdas esta oportunidad, la vida no nos pertenece, debemos estar listos para la eternidad, pero hasta que ese momento llegue: ¡Cumple tu propósito!

4 comentarios sobre “Mis botas

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s