mujeres

Te admiro

Todas admiramos a una más! Estoy segura que en algún punto de tu vida te has equivocado tanto que has pensado “quisiera ser ella”, seguro que “ella” nunca se equivoca. La admiras de tal forma que te expresas así: Mira que dulce su sonrisa, mira la relación con su novio o con su esposo, mira como siempre está levantando sus manos en la Iglesia, mira que bonito canta, mira que bonito prédica.. seguro “ella” nunca se equivoca!

Voy a la Iglesia, comparto con jóvenes y señoras, y en ocasiones pienso es demasiada responsabilidad que otras mujeres me vean! No soy perfecta, ni un poco, ni remotamente, algún día delante de Dios daré cuentas por todo lo que en un altar o en un escenario he hablado! Sé que a veces cuando sabes que te equivocaste quisieras ser alguien más, pero ese alguien más que ante tus ojos parece ser el modelo ideal no lo es! 

Anhelar ser alguien más no soluciona nada, tú eres hermosa así justo con ese pelo alocado. 

No veo nada de malo en admirar a una mujer, yo admiro y te recomiendo que sigas a: Christine Caine, Cris Acuña, Joyce Meyer, Sheri Rose Shepherd, Holly Wagner y cada vez que las leo, escucho, o veo como Dios las usa me inspiran. Compararme a ellas sería la muerte para mí, en vez de eso puedo aprender de ellas. Pero aún ellas se equivocan, han fallado y estoy segura que se sintieron muchas veces frustradas, pecadoras o en el hoyo y sin salida! Pero de cada experiencia salieron más fortalecidas y valientes. 
Puedes admirar a otras mujeres e incluso aprender de ellas, compararte no tendría sentido, resulta bueno recordar que son tan humanas como tú, y que así como Dios las ha levantado y sacado de cada situación difícil así hará contigo. 
En mi corazón hay un enorme espacio para las mujeres, Dios ha puesto un llamado en mi vida para amar y servir a mujeres de todas las edades. Y hoy desperté pensando en tantas mujeres que quisieran estar en los zapatos de alguien más. Lo cierto es que nadie excepto la que ha calzado esos zapatos sabe cuánto le ha costado dar cada paso. 
Te animo a que sigas firme en el camino. En algún punto tus pisadas inspirarán a una más. 

Además la ventaja es que en este camino puedes ir acompañada por el hermoso Espíritu Santo. 

A todas nos ha tocado vivir diferentes situaciones pero una cosa es igual y es el amor de Dios. 

Dios no ama más a esas mujeres que admiras, te ama igual! 

Te escribo a ti qué te duele estar en tus zapatos. A ti que hoy despertaste con un dolor en tu interior, a ti que quisieras cambiar tu pasado, para decirte que esas cicatrices no han sido en vano, que no te des por vencida, que fuiste creada para superar todos los obstáculos, que en tu adn, hay sangre de guerrera, que esto que hoy te duele pasará y que por ningún motivo pienses Dios me ha desamparado. 
No se de donde eres, ni cuáles eran las posibilidades de que me leyeras, pero aquí estás y quiero que notes el cuidado de Dios para ti, fue Él quien puso en mi corazón escribirte esto. 

Algún día serás admirada por qué decidiste no rendirte y tomaste el reto de reflejar a Jesucristo. 

4 comentarios sobre “Te admiro

  1. Siempre te he tenido gran admiración y un cariño enorme, te aprendo, te escucho y me gusta saber de ti y saber que Dios esta en tu vida y corazón y con eso se que te va muy bien. Te quiero muchísimo y sigo deseando, lo mejor y más Bonito.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s