Inspiracional · Reflexión

¡Adiós fue un gusto!

¡Se nos fue el 2016 amigos! ¡Y ha llegado el tiempo de despedirlo con amor y cordialidad! Porque a pesar de que hubo días muy malos no lograron derribarnos, porque aunque hubo días muy alegres no lograron que perdiéramos el equilibrio, porque al final seguimos vivos y agradecerle sería lo mínimo que podríamos hacer. Así que gracias no al tiempo sino a Dios que nos acompañó a vivir cada día.
Este 2016 sobrevivimos al cambio de Instagram, y las ocho mil actualizaciones de Facebook.
¡Lo logramos!

Pero no te puedo dejar ir así, te incomodaré un poco, ¿Si?

A) ¿Se está acabando el año y no bajaste un gramo?
B) ¿Se está acabando el año y no hiciste nada por mejorar tus relaciones?
C) ¿Se está acabando el año y jamás limpiaste tu closet?
D) ¿Se está acabando el año y no pediste perdón?
E) ¿Se está acabando el año y no leíste tu Biblia?

¡Vamos a encontrar el lado bueno!
A) ¿No bajaste un gramo? Bueno este fin de año CUÍDATE (límites pequeños pero realistas) no tomes refresco, y procura cenar en tranquilidad (no comas rápido) NO bajarás de peso pero al menos NO aumentarás el último día.
B) ¿No hiciste nada para mejorar tus relaciones? HOY es un buen día. ¡INVIERTE! ¿Y si mandas flores a tu amada? ¿O una cena a tu príncipe  verde? ¿Y si sorprendes a tus amigos con un mensaje, y si le marcas a tus familiares? Lo que se ama se valora y se lucha por proteger, si te interesa mantenerlas: haz algo.
C) ¿Ya no cabe nada en tu closet? ¡Limpia! Regala, dona, vende, pero saca, si no lo usaste el último año no lo usarás el que viene, no te aferres a lo material, ¡SUELTA!
D) ¿No te atreviste a pedir perdón? ¡No sabes si la persona que lastimaste vivirá mañana, o tú! No dejes sentimientos pendientes, está súper desgastante, que mejor que fin de año para ¡CERRAR CICLOS!
E) ¿La Biblia te da flojera? ¡SACÚDETE la pereza y hazte el hábito de leer! Te recomiendo que entres a “Mi Pan diario” (http://nuestropandiario.org/) combinan una lectura bíblica con una historia.

¿Me perdonas si te incomodé? Déjame darte las gracias por leerme, este año superamos al pasado y eso sólo se logró por que personas como tú dedicaron un momento a leer este blog, espero que hayas sido bendecido, no pararé de cada miércoles darte una palabra que te recuerde que le importas a Dios.

Ahora tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.
Por todos lados nos presionan las dificultades, pero no nos aplastan. Estamos perplejos pero no caemos en la desesperación. Somos perseguidos pero nunca abandonados por Dios. Somos derribados, pero no destruidos. Mediante el sufrimiento, nuestro cuerpo sigue participando de la muerte de Jesús, para que la vida de Jesús también pueda verse en nuestro cuerpo. (2 Corintios 4:7-10 NTV)

Al final del año podemos decir: ¡LO HICIMOS! Con errores y aciertos, pero seguimos adelante y quiero recalcar esto: la manera como inicio o transcurrió el año no tiene por qué determinar su final, no te des por vencido, al contrario ¡Renuévate! ¡Terminemos nuestro año mostrando a JESÚS!

2016, adiós fue un gusto.

2 comentarios sobre “¡Adiós fue un gusto!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s