Diario de Dalila

El Diario de Dalila (Parte 5)

No escribió su fin… 

El diario de Dalila llegó a mis manos a una semana de que nos retiráramos de ese lugar, ahora vamos rumbo a otra ciudad, me lo trajo una amiga de ella, lo último que escribió fue que no descansaría hasta hartarle la vida a su hombre y hacerle confesar el secreto. Después de eso no hay más.

 Antes de dejar la feria, me di a la tarea de ir a investigar acerca de ella. Pero no me supieron decir donde se encontraba, hubo dos teorías.

 Ambas afirman que Sansón murió de una manera indignante siendo prisionero de los filisteos. Esto quiere decir que Dalila logró lo que se propuso. Logró llevarlo al punto donde confesó el secreto de su fuerza, la cual se dice que estaba en guardar el pacto de obediencia a Dios, este pacto consistía en no cortar jamás su cabello.

 Cuando se lo cortaron él intentó escapar pero su poder se había ido, sus enemigos sacaron sus ojos y le hicieron sufrir cada día, hasta que lo llevaron a un edificio donde celebraban la victoria por tenerlo como prisionero y agradecían a un dios llamado dagón, aquel lugar estaba lleno, y sobre la azotea había como tres mil hombres y mujeres mirando mientras Sansón los divertía. Sus últimas palabras fueron: ¡Muera yo con los filisteos! Y se inclinó con todas sus fuerzas y el edificio se derrumbó sobre los príncipes y sobre todo el pueblo que estaba en él.

 Según dicen en su muerte mató a más del pueblo enemigo que mientras estuvo vivo.

 Pero cuando pregunté acerca del paradero de esta mujer, hubo 2 historias

 Primer historia…

 Dicen que por las noches la han visto salir a caminar con vestidos de fiesta y hablando sola. –Con justa razón– comentaron, -es la segunda vez que queda viuda. -¡Pobre del hombre que se quede con ella por que seguro que morirá!

 Segunda historia…

 Otros afirman que el día de la muerte de Sansón, Dalila estaba en la fiesta del dios dagón, conquistando a otro hombre. Se dice que ella también murió.

 Cualquiera de las teorías me parecen bastante deprimentes y tristes para que sea la manera de terminar la vida de una mujer con el ímpetu que ella tenía. Recuerdo que no hace mucho estaba interesada por ganarse un lugar para que otras mujeres pudieran leer su diario, sus motivaciones eran desde un principio las incorrectas, ella solo pensaba en dinero, en fama, para nada le interesaba que quienes leyeran su diario aprendieran algo bueno. Bien pudo aprender de su pasado y no cometer los mismos errores, pero decidió engañar, fingir, manipular y terminó sin poner fin a su historia. Nadie sabe a ciencia cierta que sucedió con su vida. Pero de una cosa estoy segura y es que si siguió viviendo como lo hacía sus últimos momentos no fueron felices, y es que se confirma que cuando uno hace lo malo las consecuencias se hacen presentes.

 La historia de Dalila pudo ser muy distinta.. pudo ser, pero se empeñó en destruir a otros y terminó por destruirse ella.

 Su historia formará parte del diario de estas mujeres ejemplares, no celebramos lo que hizo, pero sin duda se recordará como el ejemplo que no debemos seguir.

 Mientras tanto, aún quedan muchas historias por contar y el viaje de este diario continuará.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s