Espiritual · Inspiracional

Cuando pases

Recibir indicaciones no siempre resulta muy claro, menos en México…

  • -Disculpe como llego a la calle Patria
  • -Le da vuelta para allá
  • -¿Para dónde?
  • -Para allá –mientras mueven su mano a la derecha
  • -Y cuando pase por unos tacos de birria, ahí se mete a la glorieta y se va derecho, en la primer salida no se sale, en la segunda se sale, y le da pal’ otro lado
  • -Pero me voy a la derecha y como se llama la calle en la que me tengo que meter a la glorieta
  • -Su señal es “cuando pase” por los tacos del gordo, así se llaman, si pasa por ahí ya no hay pierde

No te puede dar indicaciones quien no haya pasado por ahí, se necesita conocer el camino para saber dar la instrucción.

Jesús nos ha dejado indicaciones que con toda seguridad podemos confiar que será la instrucción correcta por que él ya pasó por ahí. En Juan 16:33 Jesús nos dice:

Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

 Las pruebas y tristezas son parte de las calles que tenemos que pasar para llegar a la dirección celestial. La buena noticia es que solo son parte NO todo el camino. Jesús las atravesó también y las venció. Aun si rodeamos tarde o temprano llegamos a esas calles. Lo importante es recordar esto: “no te quedas a vivir en una calle cuando tienes una dirección en la que te están esperando”.

En Cristo tenemos hogar, y acampar en momentos de nuestra vida que nos lastiman solo retrasan nuestro propósito. Todos tenemos propósitos por cumplir, y cada vez avanzamos para llegar a conquistarlos. Es importante seguir avanzando.

…No tengas miedo, porque he pagado tu rescate; te he llamado por tu nombre; eres mío.Cuando pases por aguas profundas, yo estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán. (Isaías 43:1-2 NTV)

La frase “Cuando pases” no es una opción, nos habla de que llegarán esos momentos. Pero tranquilo, no hay ninguna circunstancia que saque a Dios de tu vida, antes se encarga de decirte PASARAS esto, lo SUPERARAS, AVANZARAS, LO HARAS.

Sean aguas profundas, ríos de dificultad o el fuego de la opresión, solo recuerda:

No tengas miedo, porque he pagado tu rescate; te he llamado por tu nombre; eres mío. Atte. Jesús

 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s