NOVELA YO CONTIGO

Demasiado tarde

CAPITULO 8.

                 Raúl nunca me obligaba a nada, cuando comencé a asistir a la Iglesia fue por que de verdad lo disfrutaba, se sentía mucha paz y las personas eran amables con nosotros, la comunidad (como ellos la llaman) es pequeña, como una familia. No asistía cuando mamá se ponía mal, decía que me meterían a una secta y después me pedirían hacer cosas como irme a un país extranjero y que me matarían. En muchas ocasiones la ignoré , hasta que la mamá de Raúl me explicó el principio de la honra. Lo entendí y lo sigo practicando. Y eso, el ver como vivían lo que creían más que una religión, era lo que me mantenía ahí.

Pero, por supuesto que hay un pero, cuando me estaba convenciendo de estar ahí, me defraudó, me defraudó, no solo a a mi, también a Raúl, a su familia, a la comunidad.

¿Cómo ese Dios al que Raúl representaba lo ignoró ante su petición? ¿Quién haría algo así? Si eres un jefe y tienes un buen empleado que representa bien a tu empresa, no lo ignoras, no te portas como un patán. Al contrario le das beneficios para que siga con su buen desempeño. ¡Carajo Raúl lo representaba increíble! No vivía una doble vida, me respetó como los hombres ya no respetan a las mujeres, teníamos planes, no fingía su amor por Él ¿pero que recibió a cambio?

Y entonces yo no puedo asistir de nuevo. Los extraño, extraño las canciones, extraño el sentimiento de paz, extraño entender pasajes de la Biblia que yo sola jamás hubiera comprendido, extraño la convivencia del final, pero llegar ahí me provoca un sentimiento que no puedo descifrar, entre resentimiento, rencor, enojo, dolor, y no puedo. La mamá de Raúl me invitó después de que pasó todo, pero solo fui una vez y no pude esperar a que todo se terminara. Nunca conecté al cien por ciento, los veía a ellos como apasionados, como llenos, pero nunca me metí por completo por mi mamá, y quizá por mi, por que no es lógico, y cuando intenté hacerlo, cuando hice todo lo que decía el predicador, cuando platiqué con Dios o el aire o no se si alguien me escuchó pero por los resultados asumo que no existe y que todo es parte de un sistema para mantener al ser humano “confiado” cuando fui en contra de todo, puedo imaginar al universo riéndose de mi diciendo: una tonta fanática más que le pide ayuda a un dios irreal.

Recibir ese post-it, me incómodo mucho, es como si me orillan a creer en algo increíble. No sé que puede ser tan poderoso para provocar que adolescentes y jóvenes se expongan en las calles y sirvan a la comunidad. Por que por más falsa que parezca la religión ¿Quién hace eso? debe ser algo real, pero ¿Cómo creer en ese Dios que dicen que está conmigo? Cuando la única vez que le pedí a gritos, con llanto, con mi vida que sanara a Raúl, me ignoró, me dio la espalda, me abandonó y si es que existe me quitó lo mas hermoso de mi vida!

¿Por qué jamás ha intervenido y me ayuda? ¿Por qué si tiene todo en su control dejó que naciera, que mi papá jamás se hiciera responsable de mi, que mi mamá sea tan amargada, por qué me da para luego quitarme? Y así de la nada me manda un recado que dice que está conmigo..

¿Dónde está ese Dios real? Si es que existe ¿Por qué permite que las cosas malas sucedan?

Dios y si acaso puedes leer lo que escribo…

LEE ESTO: deja de perseguirme, si no estuviste cuando te necesite no vengas ahora ¡Ya es demasiado tarde!

Continúa leyendo,capitulo siguiente:

https://jayorozco.com/2017/08/07/avergonzada/

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s