Inspiracional

Dios te escucha

Algunas personas afirman conocer a un Dios con cierto favoritismo, que feo sería que Dios tuviera consentidos. Lo cierto es que como bien lo dice Marcos Brunet Dios no tiene favoritos, tiene íntimos. ¿Por qué hay personas que viven detalles con Dios? ¿Por qué Dios parece cercano de algunos y lejano de otros? ¿Qué no se supone que Dios nos ama a todos por igual?

La diferencia radica en que algunos han decidido ser íntimos con el Espíritu Santo, han pasado ha ser amigos de él. ¿Qué han tenido de especial? Su anhelo y hambre de conocerlo. Pero hoy quiero compartirte 4 verdades que Salmos 145:18 y 19 dice:

El Señor está cerca de todos los que lo invocan, sí, de todos los que lo invocan de verdad. Él concede los deseos de los que le temen; oye sus gritos de auxilio y los rescata.

 ¿Te sientes ignorado por Dios? Tus pensamientos te dicen: “mira a fulanito, Dios sí le responde, es su consentido”, ese tipo de mentalidad al ser alimentada produce en el ser humano un resentimiento en contra de Dios y de todo lo sobrenatural, dejando una notable molestia del hombre hacia Dios. Yo he llegado a sentir a Dios lejos y eso me entristece, me hace sentir como que no vale la pena intentar agradarlo, después de eso, viene un desánimo espiritual a mi vida y apatía, y eso no viene del corazón de Dios.

Más grande que tus pensamientos, que tu mentalidad, que tus sentimientos es LA PALABRA DE DIOS, y en ella encontramos que:

Número 1: Dios está cerca, de todos los que lo invocan.

¡Que importante es leerlo completo, pudiéramos decir: “Dios está cerca de todos” pero aquí leemos que está cerca de quienes lo invocan, de quienes hablan con él, de quienes conversan, dedican tiempo, pasan momentos en su presencia. Dios no está lejos, él simplemente no llega a la fuerza a un corazón.

Donde es invocado, él llega.

De igual forma si se está invocado el odio, la falta de perdón, el orgullo, la desobediencia, se invoca a satanás.

La pregunta entonces sería, con tus hechos ¿a quién estás invocando?

Número 2: Invoca de verdad y Dios estará a tu lado.

¿Quiere decir que hay gente que invoca de mentira? ¡claro! Es muy fácil rezar un Padre nuestro, cualquiera lo hace, pero que tal cuando dice “perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden” podemos decirlo, pero después de eso seguir odiando a una persona, entonces eso es hipocresía. Si batallas con otorgar perdón, ve y dile a Dios así tal cual, si con alguien quieres fingir, que no sea Dios. Con él precisamente se honesto, abre tu corazón, muestra lo negro y lo peor que hay de ti para que haya una renovación y transformación en tu vida.

Número 3: Concede los deseos, de los que le temen.

Concede peticiones de quienes le obedecen. Temer no significa tener miedo, sino respeto, respeto lleva obediencia y obediencia viene por amar. No se puede obedecer a quien no se ama.

Felipe: ¿Por qué Dios no me da lo que le pido?

Gaby ¿Lo amas? ¿Le obedeces? ¿Te congregas, oras, ofrendas, diezmas?

Felipe: ¡No sabía que Dios era un convenenciero que me pidiera hacer eso!

Tachamos a Dios de convenenciero, cuando los convenencieros somos nosotros.

En México, donde la mayor parte de la población dicen creer en Dios , somos de los países con más altos índices de muerte, robos, asaltos, étc. ¿Cómo ahí que pasa? Pasa que decir que crees no es suficiente, ¿quieres ver la mano de Dios en tu vida, en tus hijos, en tus padres, en tus amigos, en ti mismo? Date la oportunidad de conocerlo.

Número 4: Oye sus gritos de auxilio y los rescata.

La oración debería ser lo primero que hagamos ante una necesidad, pero seamos honestos, termina siendo de las últimas cosas que hacemos. El rescate viene cuando la tragedia ya golpeó un lugar. Muchas veces la tragedia nos golpea por nuestras malas decisiones (no por castigo), pero aún en esos momentos, Dios viene e interviene a nuestro favor. Si yo estuviera en peligro, yo gritaría con todas mis fuerzas. De repente estamos en una situación complicada, y antes de pedirle a Dios, le pedimos a otras personas que pidan por nosotros, porque ni estando en malas condiciones nos damos el tiempo de hacerlo.

Esta semana procura ser un íntimo de Dios. Jesús tuvo muchos seguidores, pero solo algunos fueron sus amigos. El Espíritu Santo es para todos, pero solo algunos son sus amigos. ¿Quiénes? Los que lo desean.

Si haz pensado Dios a mi no me escucha por que no soy perfecto, quiero decirte que eso es ¡FALSO! Dios nos escucha no por nuestra perfección sino por su gracia, en base a nuestro clamor y honestidad.

Si la respuesta no llega no es por falta de que no te escuche, solo esta obrando en tu vida. Tan te escucha que ahora estas leyendo esto, ¡no pierdas la esperanza, Él te ama!

2 comentarios sobre “Dios te escucha

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s