Reflexión

Súmate

“Nuestro gobierno no sirve”, “el gobernador roba”, “los senadores y diputados son unos buenos para nada”, “las instituciones abusan”, “la sociedad va en decadencia”, “la maldad se respira”, “bola de ladrones”, “la política apesta”, “el cambio no existe”…

Alguna vez hemos llegado a pensarlo, decirlo, o apoyar a otros que lo han dicho, pero te pregunto ¿y tú que haces para que esto sea diferente?

Los cambios grandes empiezan con acciones pequeñas, ¿Crees que algo no funciona? ¡Ayuda! Por que hablar todos podemos.

Sí, quizá todo lo que nos rodea tiene como común denominador la maldad, entonces no dejemos que el mal nos venza.

No dejen que el mal los venza, más bien venzan el mal haciendo el bien(Romanos 12:21 NTV)

Sí, ya hay muchos malos, y lo que son buenos ¿dónde están? La queja, la crítica, los comentarios en redes sociales, no arregla, no soluciona, no propone.

Si ante algo deberíamos molestarnos, es ante la actitud de pasividad que muchas veces tomamos como ciudadanos. Y SÍ PROBABLEMENTE NO CAMBIEMOS EL MUNDO, PERO CAMBIAREMOS EL MUNDO DE UNO y eso es más que no hacer nada.

Te reto a que este fin de año te sumes a alguna campaña de ayuda para tu comunidad, busca, dona, apoya, sirve a otros, haz por otros lo que te gustaría que hicieran por ti. Paga con amor algo que tu ni siquiera debes. Estamos a pocos días de que se termine el año ¿Qué hiciste para que tu ciudad sea mejor?

Amargura y venganza nunca han traído sanidad a un corazón triste. Compasión y generosidad sí, además te enfoca en lo que realmente vale la pena.

Yo creo que tú que estás leyendo esto, tienes un corazón listo para dar, listo para crecer, listo para sumar,

En algún momento permitimos que en nuestro corazón habitara un poco o mucha suciedad, pero no podemos permitir que eso dirija nuestro corazón. Es tiempo de arrancar las ramas de enojo y venganza. Es momento de limpiar para dar un fruto hermoso.

¿Cómo sabes cuando el mal te ha vencido?

Cuando se ha quitado de tu chip de vida el hacer el bien. ¿Puedes identificar en qué momento dejaste de querer obrar bien? No pienses que por que una vez el mal ganó esto debe ser repetitivo. Puedes cambiar el rumbo y decidir luchar (por que se necesita luchar para callar voces que hemos alimentado por años).

Venganza no es tu solución, ignorar la situación tampoco. Es hora. VENCE CON EL BIEN EL MAL.

PD. Yo me sumaré a la Campaña de donde soy originaria, Tepic Nayarit, a favor del Hospital General, este 22 de Diciembre, si te interesa conocer más, puedes encontrar información en redes sociales como “Tepic Sonríe”

¿Y tú?

https://www.facebook.com/TEPIC-Sonr%C3%ADe-152732895327623/

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s