Espiritual

Cuidado

-¡Cuidado! Así comienza el versículo 16 del capítulo 11 del libro de Deuteronomio. Dios hablándole a su pueblo y pidiéndoles que tuvieran cuidado. Dios mismo hoy sigue diciéndonos CUIDADO, fíjate por donde caminas, que estás dejando entrar a tus oídos, a tu vista, de que estás llenando tu corazón. Hijo, hija abre bien tus ojos espirituales.

No se dejen seducir.

Seducir, significa: Hacer [una persona] que otra se sienta atraída o enamorada de ella utilizando los recursos necesarios para ello.

El enemigo, utilizará todos los recursos necesarios para distraerte y lograr que pierdas tu enfoque, no vendrá disfrazado con una pata de gallo y otra de caballo, utilizará tu debilidad (dinero, amor, sexo, atención, reconocimiento, étc) para tumbarte. ¡CUIDADO! En este momento ¿puedes identificar con que te está perturbando? Toma posición, por que esto es una guerra.

-No se descarríen, continua el versículo, (descarriar: Apartar a alguien o algo del camino que debe seguir.)

Jesús le contestó:Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí. (Juan 14:6 NTV) Hay muchos caminos por tomar y no todos llevan al Padre, solo uno, no se trata del poder de tu mente, ni se trata del karma, tampoco se trata de hacer lo bueno o alguna filosofía, ni de ser perfecto, se trata de reconocer a Jesús como Salvador y Señor y de cederle el control de nuestra vida. Actualmente nos mantenemos en una ruta cuando tenemos una app que nos indica por donde ir, nuestro mapa espiritual es la palabra de Dios, para que nadie te engañe: abre tu Biblia y medita en ella.

-Ni adoren a otros dioses ni se inclinen a ellos. ¿En serio era necesario decir esto? Después de tantas veces que Dios les había dicho que no tuvieran otros dioses, pues ni más ni menos era súper necesario ¿con qué crees que batalló todo el tiempo el pueblo? ¡Exacto! con su falta de lealtad y honra a Dios.

Que nadie tome el lugar de Dios en tu vida, que nada se posicione en tu número uno. ¿Cómo se qué o quién tiene la prioridad en mi? Analicemos nuestra vida, a qué le dedico más tiempo ¿crítica, chisme, trabajo, pareja? ¿a qué le dedico más segundos de mi día? ¿en que invierto mi fuerza? ¿a quién o a qué rindo mi corazón?

-¡Cuidado!No se dejen seducir. -No se descarríen. -Ni adoren a otros dioses ni se inclinen a ellos. (Deuteronomio 11:16 NTV)

 (Aplica en el año y día que leas la palabra de Dios)

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s