mujeres

A Corazón Abierto 2

Universidad

Esta temporada es excelente para servir a Dios, pero también es justo la época donde se comienza a experimentar un cierto grado de independencia, que si no sabes encontrar un equilibrio fácilmente podrás ser engañada y lastimada.

Te cuento en el video que está hasta abajo cuales fueron las cosas con las que batallé y lo que me ayudó.

En mi instragam escribí especialmente a chicas de 19 a 24 años, preguntándoles acerca de cuales eran las batallas que mas enfrentaban, y quizá te identificas con alguna de ellas, por eso, me tomaré un momento para tratar algunas de las respuestas que más coincidieron.

Batallo con:

1.No ser suficiente.

¿En base a qué nos sentimos así? A una experiencia donde alguien nos hizo sentir que no éramos suficientes para que se quedaran (ya sea un papá que abandono, un novio que traicionó, una amiga que se fue) y de alguna manera también por compararnos.

Tú puedes elegir cuanto tiempo te mantienes en este desierto, hay mujeres que llegan a sus 30,40,50 años y nunca superaron el daño, ¡no es el tiempo el que te va a sanar!

¿Será voluntad de tu Padre Celestial que te sientas menos?¿Será que basamos nuestro valor en base a lo que nos han dañado y no en base a lo que han dado por nosotras?

No sé de donde viene este sentimiento, pero estoy segura que no viene de Dios, si no consideras a Jesús como tu origen, entonces el valor que Él te da, tampoco tendrá un peso en tu vida. Si quieres creer las mentiras de satanás y tener fe en que no eres suficiente, entonces no lo serás. Pero cuando pongas tu mirada en Jesús, cuando tengas fe en sus promesas, cuando decidas perdonar, sabrás que a pesar de que no lo merecíamos Jesús nos hizo por amor, ser lo suficientemente importantes para dar su vida por nosotras.

2.Mantener una relación con Dios y al mismo tiempo con los que me rodean.

Jesús siendo hijo de Dios, tuvo una relación de impacto con la sociedad que le rodeaba, no se trata de no hablarle a nadie para no fallarle a Dios, se trata de que la luz que hay en ti pueda alumbrar a los demás. En ocasiones te darás cuenta que estás descuidando tus obligaciones por estar todo el tiempo en la Iglesia y deberás hacer ajustes, en otras te darás cuenta que estás al tope con tu agenda que no te queda tiempo para involucrarte, pero ni la Iglesia ni los compromisos sociales, debieran de interrumpir nuestra relación con Dios, cuando te esta costando trabajo equilibrarla toma un momento y ordena prioridades.

3.Relaciones de amistades y de noviazgo.

Las amistades pueden empujarte a seguir escalando a tu propósito o pueden aventarte y alejarte de el, se sabia, no tengas miedo a decir NO, escucha al Espíritu Santo que te habla por medio de tu consciencia y cuando algo no te da paz, ¡huye!.

Respecto a noviazgos, en esa edad solo perdí mi tiempo, si tu en verdad quieres casarte entre tus 19 y 24 años invierte al menos en un hombre que ame a Dios, no te la juegues con el primer morrito que te dijo “estás bonita”, pero si en tu mente está viajar, independizarte, estudiar maestría ¿para que te la juegas y juegas con el corazón del pobre que anda detrás de ti? se consciente, ya no eres una niña, y en estos juegos nunca sale solo un corazón lastimado, cuidado con creer que lo tienes en control.

Y puede que justo en esta etapa hayas perdido tu virginidad, Dios no aprueba relaciones sexuales fuera del matrimonio, las condena, tenemos un Dios amoroso pero al mismo tiempo justo y santo, al cual sería imposible llegar si Jesús no se hubiera entregado, ¿tienes la posibilidad de ser restaurada? ¡claro! ¿Si ya tuviste relaciones Dios te perdona? Si, cuando hay arrepentimiento, Dios nos da nuevas oportunidades. Comprende los límites de Dios para ti, no como un impedimento a que disfrutes tu sexualidad, sino como una protección que te cuidará tu corazón, te cuidará de gandallas que solo quieren que seas una más en su lista, y te evitarás muchos problemas de salud tanto como de codependencia. Además que desde ya estarás honrando a tu futuro esposo y estarás atrayendo las bendiciones a tu matrimonio.

4.Sirviendo a Dios como soltera.

Súper recomendado, haz todo lo que puedas, invierte en todo lo que te inviten y en lo que no también. Comencé a servir en teatro desde mis 5 años, con niños desde mis 9 y con más intensidad a mis 15, estuve también en tesorería, y en misiones apoyando el área de niños, a mis 18 prediqué por primera vez y a 21 comencé a servir con mujeres, iba a un centro de rehabilitación cada semana a dar una enseñanza a mujeres, otros años serví con adolescentes y jóvenes, hasta mis 29 lo hice soltera y no me morí, disfruta tu soltería para Dios, darse a él tiene los más hermosos y grandes beneficios.

Te invito a que des clic y compartas la nota a mujeres que atraviesan esta edad.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s