Inspiracional

FIRME PROPOSITO

Pero Roboán actuó mal, porque no tuvo el firme propósitode buscar al Señor .( 2 Crónicas 12:14 NVI)

 Se dice que a la generación actual le cuesta comprometerse, que quiere todo acomodado y regalado, por un momento me molestaba que se dijera eso, pero creo que si es verdad, como todo con excepciones, pero aún más grave es que no solo esta generación ha sido así, en diferentes proporciones pero creo que la falta de compromiso desde hace muchas décadas atrás nos han costado hasta el día de hoy.

Si el compromiso hubiese existido antes nuestra sociedad fuera otra. Pero mentalidades egoístas justificadas por el dolor del fracaso o el miedo han dominado un mundo donde predomina la oscuridad “¿en qué puede afectar que abandone un hijo?” “¿en qué puede afectar que tenga una esposa y una amante?” “¿para qué casarme si todo puede terminar?” “¿comprometerme, para qué?”

La falta de tener un firme propósito en nuestra vida, nos hace personas indecisas, nos hace movernos con la corriente, con lo que todos creen que está bien, nos hace callar nuestras convicciones.

¿Qué es tener un firme propósito? En 2 Crónicas 12:14, nos narra parte del reinado de Roboán, el hijo de Salomón y nos dice queno hizo lo que le agrada a Dios por que “no dispuso, no apercibió, no buscó de todo corazón” a Dios, no tuvo el firme propósito.

Ser una persona dispuesta, es ser una persona decidida. Pero ante la falta de propósito tendemos a ser débiles en nuestras decisiones, siendo así que podemos ser llevados como la marea, de aquí para allá.

El propósito de Roboán era ser rey, amar y servir como sus antepasados pero sobre todo seguir el ejemplo de su abuelo David, solo que estaba perdido, aquí podemos ver como un título no te da propósito, cuando hay propósito lo que menos importa es tener un título. Roboán no tenía claro su objetivo, el objetivo no era que la gente le tuviera miedo, tampoco era que pensaran es más duro que Salomón, no se trataba tampoco de imponer cargas que no pudieran llevar, o hacer los mejores banquetes ¡No! El estaba ahí por amor de Dios a David, no había hecho nada para ganarse ese lugar, solo era “el hijo de”, no merecía pero tenía una posición de realeza, estaba ahí puesto por Dios, para darle gloria y honra, para guiar al pueblo a obedecer sus mandamientos y así avanzar a un futuro bendecido por Dios, pero estaba ciego en su interior y ensimismado. Fatal error en el que todos caemos, pensar que el propósito de nuestra vida se trata de nosotros.

¿Cuánto hubiera cambiado la historia de Roboán, si su identidad y por ende propósito hubieran estado claros? Por más que nos molesten “los hubiera”, es provechoso aprender de otros antes que dejar que “los hubieran” nos incluyan a nosotros.

En algún momento todos olvidamos nuestro propósito, por eso no se trata de juzgar quien lo está haciendo bien o mal, sino de examinarnos y conocer nuestro origen, identidad y propósito (si quieres leer más acerca de esto te dejo esta nota https://jayorozco.com/2015/11/17/identidad/)

Con la ayuda de Dios podemos adquirir sabiduría (madurez) y otra perspectiva de la vida, eso nos ayudará a que nuestras decisiones sean con una visión en el resultado eterno y no momentáneo. Te animo a que no te conformes con frases como “soy así por que todos en mi casa son así”, “o tengo este carácter débil por que mi tío abuelo me lo heredó”, dejémonos de justificarnos y tomemos responsabilidad de nuestras acciones.

Que de ti puedan decir:

____(Pon tu nombre)____ actuó bien, porque tuvo el firme propósitode buscar al Señor.

 Cuando empiezas a disponer tu corazón para buscar a Dios, todo cambia.

Podemos hacer esta oración este día:

Dios no quiero más escuchar de ti de lejos o por lo que otros opinan de ti, quiero conocerte y buscarte, no sé como hacerlo, pero acepto que te necesito, quita de mi todo orgullo que me impide reconocer mis debilidades, ayúdame a encontrar mi verdadera identidad, no basándome en lo que otros dicen, sino en lo que tú haz dicho que soy, permite encontrar el propósito para el que me creaste y dame la fortaleza de no rendirme. Todo esto te lo pido en el nombre de tu hijo amado Jesucristo. Amén.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s