mujeres

Reojo

Sábado por la noche.

Llegamos a la farmacia y la chica que nos atendía se estaba riendo, parecía que le habían dicho algo gracioso, mi esposo la saluda y ella amablemente responde el saludo, no sé si nos recordaba, pero yo a ella si, la última vez que me había atendido se equivocó y en vez de darme un rímel me dio un delineador, pero con muy buena actitud hizo el cambio. Pedí las pastillas que quería, mientras que mi esposo estaba concentrado en el refrigerador de nieve, le encargué una paleta con almendras ¿qué tan difícil puede ser eso? Mientras hacía mi pedido de pastillas un señor de aspecto sospechoso estaba esperando que le trajeran lo que necesitaba, de reojo lo vi, traía ropa de mezclilla pero sucia, botas de trabajo, y su rostro se veía frío.

Con todo lo que vivimos como sociedad, me dio miedo, mi tranquilidad era que no estaba sola, estaba con mi esposo, que seguía resolviendo enigmas en el refrigerador de helados, al fin la chica que me atendía me pidió que la siguiera a otra caja, donde llegó David con una paleta con otra cosa que claramente no eran almendras, fui a cambiar mi paleta y regresé a la caja, mientras nos cobraban, la joven nos preguntó si queríamos sacar la tarjeta para acumular puntos, siempre decimos que no, pero ahora dijimos sí. La chica procedió a tomar mis datos y mientras estaba dando mi celular yo lo decía en voz bajita, no quería que el señor que me daba miedo lo escuchara, en eso veo que mi esposo se va haciendo más para con él y cruzo unas palabras, terminaron de cobrarnos y me incorporé de lleno al pedido del señor,  puse atención:

-Mi hija esta enferma, necesita ese liquido para nebulizarla

Pasé saliva, y sentí el balde de agua helada, en unos minutos, había creado un malvado, lo juzgué, lo vi con miedo, ni levanté mi cara cuando pasé a un lado de él. El joven de la farmacia decía: si no me dice el nombre del liquido no le puedo ayudar, el señor no traía celular, salimos y nos subimos al carro, mi esposo busco en internet y se regresó con él para darle el nombre del medicamento, cuando volvió hizo la siguiente observación “es sábado por la noche, trae ropa de trabajo, y parece que con lo que ganó le está comprando medicina a su hija”

Me remató, me sentí súper chafa por haber pensado mal, he aprendido que cuando algo así sucede debo inmediato pedir ayuda a Dios, le pedí a mi esposo que oráramos por esa familia y de volada confesé a Dios lo que había pasado en mi corazón.

¡Que lección aprendí! en menos de 10 minutos el Espíritu Santo me recordó que no debo juzgar y no que antes no lo hubiera sabido, pero ¿cuántas veces sabiendo algo seguimos haciéndolo?

Como mujeres tenemos un sentido de “ver sin ver”, de “reojo” podemos emitir toda una critica: sus zapatos eran color rosa, traía un pantalón deslavado y una blusa azul, pero nada que ver su maquillaje, todo eso, sin haberla visto de frente, se nos hace fácil caer en la trampa, en ocasiones eso no se siente como un problema que se tenga que tratar y no oramos que Dios nos quite eso, pensamos es un don, pero el llamado de este blog es que dejemos de juzgar.

Nos dejamos llevar por lo que vemos y olvidamos que eso no tiene nada que ver con nuestro Padre Celestial. Estoy segura (por que a mi también me ha pasado) que te han engañado gente que aparentaban ser algo y confiaste por lo que viste y después no te la acababas en la decepción.

No es en base a lo que nuestros sentidos físicos logran percibir en lo que debemos solamente confiar, sino en los espirituales.

Con esto no digo que ignoremos lo que sucede a nuestro alrededor, sino que aprendamos a unir lo visible con lo invisible, y que tengamos la humildad de aceptar cuando áreas muy comunes necesitan ser trabajadas.

¡Yo necesito ver más como Jesús y menos como yo! ¿y tú?

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s