Inspiracional

Bye2019

Llegó el fin de una década y nos está tocando vivir este cierre, parecía lejano, pero el tiempo siguió avanzando como el agua cuando viene con mucha fuerza, no lo detuvo los momentos felices, ni los tristes, ni los que pensamos que no podríamos seguir, el tiempo corrió con su mismo ritmo y llegamos al final de esta década.

Y solo quiero recordarte esto: Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos.* Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento. (Santiago 1:17 NTV)

Si estás leyendo esto mi amigo es porque Dios a sido bueno, te regala la vida, y eso es mucho más de lo que en ocasiones somos capaces de agradecer.

Antes que termine este año te animo a que hagas este ejercicio con tu familia: agradece por 5 cosas, cuando agradecemos en voz alta y otros nos escuchan, pueden aprender de nuestro agradecimiento y nosotros de ellos. Yo hice este ejercicio con mi esposo y me dio chance de compartir sus 5 cosas.

Mi esposo agradeció por:

1. El primer año de nuestro hijo.

2. Nuestro segundo aniversario.

3. Su nuevo trabajo.

4. Por estar en el inicio de una nueva sede de la Iglesia a la que pertenecemos.

5. Porque Dios nos haya elegido para trabajar con jóvenes.

Como todo hombre fue específico y sin tanto rollo a diferencia de mi, yo agradecí por:

1. La salud. He aprendido agradecer que todo esté bien, lejos de estar criticando mi cuerpo o inconforme por mi peso, he valorado y amado que no duela nada.

2. Por mi esposo y mi hijo. Por los momentos de crecimiento que hemos enfrentado y los que nos han enseñado, por el amor de mi esposo y cada abrazo que me a dado. Por las victorias de mi hijo, aprendió a caminar, sobrevivió a sus primeros dientes, viajó en avión y lo hizo súper, recibió vacunas y fue más fuerte que yo, vi cada mañana sus ojos abrirse, que maravilloso regalo.

3. Por mi casa. Los incendios este año fueron muy fuertes, uno estuvo muy cerca de nosotros, pero el fuego se detuvo antes. Aquí también agradezco por los bomberos.

4. Por la familia. Porque cada día que extraño a mis papás me doy cuenta de lo bendecida que soy por tenerlos. Por mi familia en Tepic, mi abue, tíos, primos, sobrinos, amigos que se han convertido en familia. Por mi hermano y su familia. Por mis suegros, cuñados y sus familias. Por convivir más con familiares que antes casi no lo hacia, por estar en paz y sin rencores. Aún por la partida de algunos, porque se que ahora ya no sufren.

5. Por su provisión. Porque como todo matrimonio sabe, los primeros años de pronto se ponen intensos, pero nunca nos ha faltado nada. Dios a sido bueno.

Al final de los agradecimientos, confirmamos que Dios nos ha dado mas de lo que podemos darle a Él.

Cuando un mal momento o tus pensamientos te quieran engañar y decir “nada bueno paso”, detente y si es necesario háblate en voz alta y recuerda lo bendecido que eres.

Solo Dios es bueno, todos fallamos pero su amor trasciende nuestro entendimiento.

¡Su compromiso no se rompe por nuestras malas actitudes, Él nunca se va!

Aún cuando estamos rotos y sentimos que todos se han ido, Él se queda, Él se queda, Él se queda.

Somos bendecidos y es hora de entrenar el corazón a ver TODO lo que tenemos y no lo que nos falta.

Que este nuevo año la queja se vea totalmente afectada ante el agradecimiento.

Feliz Año Nuevo 2020

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s