Inspiracional

¿Como ser una mujer fuerte?

Cuando estamos rotas, vestidas de vergüenza y el dolor nos nubla el futuro, ¿cómo podemos ser fuertes?

Proverbios 31:25 .Está vestida de fortaleza y dignidad, y se ríe sin temor al futuro.

Encontrar fuerza en nuestro orgullo nos lleva a venganza, rencor, odio y un sin fin de enemigos que nos proveen de una “falsa” fuerza. De momento nos sentimos bien pero el engaño no dura, y ahí en tu soledad y en tus suspiros a medias sabes que no eres plena.

No es el tiempo, no son las personas o una persona, o un buen empleo o estabilidad económica la que te da las vestiduras que te provocan tener fe hacia un futuro lleno de esperanza.

¿Queremos la bendición de nuevas vestiduras? Entonces necesitamos analizar el contexto, no te puedes vestir de fuerza y dignidad sin antes someter tu carácter a Jesús.

Si leemos un poco antes y un poco después del versículo 25, encontraremos a una mujer plena, comprometida con Dios y con los que le rodean.

Veo una mujer OCUPADA y SANA. El mantener tu mente en ocio, te llevará a insatisfacción, te paraliza y te enreda en una pesadez mental que te lleva a pensamientos que te roban, ansiedad, depresión, autoestima dañada.

Ocuparte en ti. En tus sueños, en tus anhelos, en tu sanidad, te llevará a poder ocuparte de los demás, te llevará a poder atender a los que te necesitan con los límites correspondientes sin querer dar algo que no tienes porque haz estado dando pedazos de ti sin estar sana.

Veo a una mujer que INTIMA con Dios y le TEME. Por sus frutos lo puedo ver, porque habla con sabiduría. Y por su forma en la que se conduce con bondad. Ni la sabiduría ni la bondad se pueden imitar por largos periodos, ni aún por cortos, el carácter débil explota por más que se tengan buenas intenciones.

Temer a Dios (amarlo-respetarlo-obedecerlo) nos mueve a sabiduría y sabiduría nos lleva a ser respetadas y admiradas.

Fuerza y dignidad, son el resultado de ser mujeres sanas, ocupadas, con una relación íntima con Dios y de tener temor de Él.

Y todo esto es posible para cualquier mujer, en cualquier edad y estado civil.

Parece más complicado de lo que es, todo se resume a tener un ENCUENTRO con Dios! Un encuentro que te regrese a tu diseño original. No importa cuál nombre tenga tu vestidura, o cuales vestiduras te quieran poner, en Dios encontrarás la fuerza y dignidad para enfrentar con fe lo que se venga.

Al final la fuerza y dignidad son el reflejo de vivir con JESÚS, quien mejor que él para demostrarnos que aún en la condición más injusta estaba vestido con su sangre redentora y con dignidad de ir por los suyos. Injusta ante mis ojos, de burla ante los oponentes, de GLORIA y VICTORIA ante el Padre!

Permíteme decirte que tu condición ante el REY se ve con otros colores porque EL sabe a donde te llevará, a Jesús lo llevo a sentarse a su diestra. No lo dudes, vale la pena cambiar tu outfit de falta de perdón, de culpa, no por que no esté justificado el daño, puedes estar en esa condición por motivos 100% justificados, no se trata de invalidar tus emociones. Con Dios se trata de avanzar a tu siguiente temporada, pero avanzar en sanidad y en paz. Mantener deudas (me debes_________) solo te atará a un momento de dolor, y mi querida amiga lectura tú eres más que eso.

Mi deseo para ti que me lees es que esta nueva temporada te vistas de fuerza y dignidad. Y te rías sin temor al futuro.

Gracias por acompañarme en este año.

2 respuestas a “¿Como ser una mujer fuerte?

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s