Inspiracional

El acomedido

¡El acomedido nunca queda bien!

Acomedirse, es cuando te propones a cumplir una tarea que no te fue encomendada, la tomas porque sabes que puedes o crees que puedes, pero resulta que lo que empezó con una buena intención a veces termina en un momento de enojo. Aquí algunos ejemplos:

1.La novia que se apunta para cuidar a la mascota de la familia del novio durante las vacaciones y sopas que se le muere, la suegra la aborrece.

2.El que se anota para llevar el agua de Jamaica a la posada y le queda súper chafa que nadie se la toma.

3.La acomedida que quiere lavar platos en casa ajena y se le rompe el plato del recuerdo de los 15 años.

4.El que quiere dar raite y termina chocando y lastimando al que le quería dar el aventón.

5.La nana que quiere salvar al heredero al trono y se le cae y lo deja sin poder caminar.

Adivina ¿Cuál de estos ejemplos viene en la Biblia?

¡Si tu respuesta fue el número 5, acertaste! Lee con atención lo siguiente:

“David llamo a Siba y le pregunto ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán llamado Mefiboset, lisiado de los pies que habita en Lodebar. Entonces el rey David le mando llamar.Y vino Mefi boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi boset. Y él respondió: He aquí tu siervo. Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa. (2 Samuel 9:7)

En medio de una guerra que enfrentaba Israel, quien en ese momento era el Rey (Saúl) y su hijo (Jonatán) mueren, la nodriza de Mefi boset al querer huir con él para protegerlo se le cae dejandolo lisiado de por vida, entonces lo llevó a una tierra llamada Lodebar ( lugar desértico, sin palabra.)

 Me puedo imaginar a Mefi boset abandonado, lleno de miedo, vergüenza, con inseguridades, tristeza, sin esperanza y oculto en ese lugar del silencio a donde fue llevado, donde nunca tuvo que haber estado porque el pertenecía al reino.

 Pero un día David recuerda que había hecho un pacto con Jonatán en medio de la amistad que los unía y mando llamar a Mefi boset a quien se le presentaba una nueva oportunidad de regresar a su hogar y sentarse de nuevo en la mesa del rey, todo por amor a su padre.

 No sé quién en el transcurso de tu vida te dejo caer, alguien quien su labor era protegerte, quizá fueron tus padres, tus líderes, tu pareja o tú mismo, no dejándote lisiado de los pies, pero si destruyendo tus sueños, tus ilusiones, tus metas.. y puede ser que no has vuelto a caminar igual. Tal vez piensas que no mereces nada de parte de Dios, porque has cometido errores que te avergüenzan, pero déjame decirte que Mefi boset no estaba en ese lugar del reino por ser perfecto, si no por amor a su padre.

 Hoy al igual que a él se nos presenta una nueva oportunidad de regresar al reino y salir de ese lugar de silencio, el Padre nos deja sentarnos en la mesa por medio del pacto que Jesús hizo con su sangre en la cruz del calvario. ¡No sé quién te dejo caer pero es tiempo de regresar!

No tengas miedo, deja que Jesús te regrese todo lo que te fue quitado. Siéntate al lado del Rey, come en la mesa del Rey, viste ropas de un hijo del Rey, di adiós a Lodebar, porque el Rey de Reyes Jesús te ha mandado a llamar, no pierdas la oportunidad.(1)

1.(Sayani Martínez, Tuxpan Nayarit)

 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s