Espiritual

Vitamina

Si desde hace un tiempo has buscado algo que te llene el alma y por alguna razón no lo has encontrado, quiero pasarte la receta. Existe una vitamina que tiene todo, sentirás como se reaviva tu alma, la encontramos en Salmos 19:7-9

A) La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento.
B) El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo.
C) Los preceptos del Señor son rectos: traen alegría al corazón.
D) El mandamiento del Señor es claro: da luz a los ojos.
E) El temor del Señor es puro: permanece para siempre.
F) Las sentencias del Señor son verdaderas: todas ellas son justas.

Un ejemplo de que todo esto sucede cuando conectamos nuestra vida a Dios lo podemos ver en la vida de Josué, quien fue sucesor de Moisés. Que gran tarea le esperaba, no era fácil seguir después de un hombre como lo fue Moisés, pero cuando la orden viene de Dios, Él se encarga de que las cosas sucedan.

A) Josué se lleno de nuevo aliento, no por el ánimo de su amigos o sus líderes, sino por Dios cuando le dijo: Nadie podrá hacerte frente mientras vivas. Pues yo estaré contigocomo estuve con Moisés. No te fallaré ni te abandonaré.” (Josué 1:5)

Que Dios me diga YO ESTARE CONTIGO, ¡claro que me infunde aliento! ¿Si él conmigo quién contra mi?

B) Recibió sabiduría siendo sencillo: “Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señortu Dios está contigo dondequiera que vayas” (Josué 1:9)

El mandato del Señor es digno de confianza, actuamos bajo certeza cuando sabemos quién nos acompaña y buenas decisiones nos abrazan al poner nuestra fe en Dios.

C) Josué escuchó que mientras obedeciera todo le iría bien, esa esperanza trae alegría al corazón, Sé fuerte y muy valiente. Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda. Entonces te irá bien en todo lo que hagas.”(Josué 1:7)

Quien para hacer algo se esconde revela su condición, vive en angustia de que lo descubran, con incertidumbre, mintiendo, ocultando, pero cuando nada debes nada temes, la rectitud a la que Dios nos invita es libertad, no más falsedad, podemos acudir a Él y ser honestos, comenzar de cero y ser llenos de alegría.

D) Recibió la lámpara que le daría luz, cuando Dios le dijo: “Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito.” (Josué 1:8)

En ocasiones nos preguntamos ¿Estará bien lo que quiero hacer?, nuestra siguiente pregunta debería ser ¿ qué me dice la Biblia de esto? ¿Qué me dice Dios? Cuando comenzamos a leer su palabra nuestros ojos espirituales son abiertos y comprendemos el por que sí y el por que no nos conviene actuar de ciertas maneras. Reconocemos nuestros errores y esto nos lleva a cambios radicales personales. Si eres de los que lees pensando que tu estás bien y apuntando a quienes están mal no dejará ningún fruto en tu vida, esto es personal.

E) Mientras Josué obedeciera de forma permanente sería bendecido: “Solamente entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.” (Josué 1:8)

Cuando vivimos bajo el temor del Señor, el cual es puro, no lleva a una eternidad con Dios. Vivir bajo el temor no es igual a vivir en miedo, sino en respeto y amor al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Un hijo de Dios constantemente debe examinar su mente y corazón ¿honra a mi Padre lo que estoy hablando, haciendo o pensando?

La honra no nace del miedo, sino del temor a Dios. Un corazón con miedo actúa por carga de consciencia y no por derroche de amor.

F) Y por último, lo que Dios ha dicho lo cumple, estuvo con Josué y cuando era hora de tomar Jericó le recordó la sentencia para ese pueblo: “Pero el Señorle dijo a Josué: «Te he entregado Jericó, a su rey y a todos sus guerreros fuertes.” (Josué 6:2)

Lo que Dios dice lo cumple, su palabra es VERDAD.

Las pregunta serían ¿Cómo me tomo esa vitamina? ¿Cómo me lleno de nuevo aliento, sabiduría, alegría al corazón, luz a los ojos, eternidad, justicia?

Solo tienes que reconocer el poder de su palabra y obedecerla. Muchos dicen que la biblia es un libro pasado de moda, lo curioso es que quien sigue sus enseñanzas sigue recibiendo sus bendiciones en la actualidad, no puedes juzgar algo por su empaque, cuando nunca te has tomado el tiempo de estar en un estudio bíblico. Obedecer la palabra de Dios es un reto, se dice fácil pero requiere nuestras ganas y nuestra fe, vivir en obediencia por amor a todo lo que se nos ha sido dado.

Cuando obedecemos por miedo al castigo, en un punto nos hará desistir, pero enamorarnos de Dios nos hará permanecer.

El enemigo se ha encargado junto con la ignorancia de decir “la biblia prohíbe muchas cosas y el libro de Apocalipsis da miedo” esa mentalidad nos habla de necesidad, necesidad de los corazones que se han dejado engañar con mentiras.

¿Te aburres cuando abres la Biblia? ¿No le entiendes? ¿Su lenguaje te parece complicado? ¿Prefieres leer otras cosas por que te parece un libro antiguo? Te reto a que lo intentes de nuevo, te reto a que dejes a un lado el orgullo y le pidas a alguien que te ayude a comprenderla, si conociéramos el poder que hay sus letras y la obra reformadora que puede hacer en nuestras vidas, la abriríamos más que Facebook.

Te animo a que leas y vivas los beneficios que Dios tiene para ti y así como Josué le creyó a Dios y vivió una vida de victorias, que así sea nuestra vida.

 

 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s